Palermo: El hombre optimista del gol

El hombre es tosco y hasta causa gracia con sus movimientos. Alto, de piernas largas, un poco loco y empedernido. Juega al fútbol, es número nueve, hace goles de todas las formas, rompe los esquemas, quema los papeles que explican cómo hay que definir y se convierte en leyenda, siempre.

El 4 de julio de 1999, cinco meses después de que Marcelo Bielsa provocara su debut en la Selección Nacional, Argentina disputaba la Copa América de ese año, jugada en Paraguay.

Había marcado tres goles, dos a Ecuador y uno a Uruguay, en 4 partidos, y se encumbraba como el máximo artillero del torneo, como terminaría siéndolo, con cinco. Todo era ideal.

El itinerario argentino indicaba como siguiente paso un partido con Colombia, por la primera ronda, cuando  marcó un hecho inédito en la historia de selecciones:erró tres penales en 90 minutos. Increíble. Había que fregarse los ojos una y otra vez para definitivamente creer que eso estaba pasando.

Pateó el primero: travesaño y afuera. Pateó el segundo –lógico, quería revancha-: remate potente, por encima del travesaño. Enceguecido, quiso el tercero, pese a que Marcelo Bielsa, tan loco como él, le decía a Roberto Ayala que ejecutara el remate.Se paró de frente al arco, con los brazos en jarra, tomó aire, miró al arco, dio cuatro pasos y remató: atajó Miguel Calero.

Inexplicable, inentendible. La horca era lo menos que se pidió para él.

Quedó en el freezer por mucho tiempo tras ese episodio. Lo sacó Diego Maradona, el 1 de septiembre de 2009, cuando fue convocado para jugar ante Brasil y Paraguay en el equipo que buscaba el pasaje a la Copa del Mundo de Sudáfrica 2010. No fueron buenos partidos para el equipo, que perdió los dos.

El 10 de octubre de 2009, una lluvia intensa caía sobre Buenos Aires y coronaba un panorama desalentador para la Selección, que en el estadio Monumental debía vencer a Perú para no resignar su chance mundialista.
 
En el inicio del segundo tiempo, Maradona mandó a la cancha a Palermo porque el equipo no tenía peso en el área y se había ido en cero tras los 45 primeros minutos: “Entrá y salvame”, le dijo.

Argentina se puso en ventaja con un gol de Gonzalo Higuaín y respiraba, pero Johan Fano empató cuando el partido se moría y paró los corazones. No había nada más para hacer. Sólo un milagro podía caer junto con la lluvia implacable.

Y el milagro cayó. Se jugaban dos minutos de descuento cuando Federico Insúa quiso patear al arco y su disparo salió paralelo a la línea de gol, muy torcido, se iba por el fondo, pero no, ahí estaba él, como imantando el balón que, claro, lo buscó, lo encontró y se fue a la red tras su pegada.

Locura, llanto total, más lluvia que, tal vez, se volvió más intensa porque se mezcló con el llanto de la emoción que un “Loco” como él genera. ¿Qué más podía hacer? Mucho más. Por ejemplo, ser convocado al Mundial.

Entró en la lista de 30 luego de muchas dudas, tal vez no tanto por parte de Maradona, el técnico, pero sí por las suyas. Venía de transformarse en el goleador histórico de Boca, en el máximo artillero, en el superpoderoso goleador “xeneize”… Se depuró la lista de 30 y Maradona lo puso entre los 23: con 36 años fue convocado a su primera Copa del Mundo.

Debut con Nigeria, en el banco. Segundo partido con Corea del Sur, también lo pasó sentado. Tercer partido, con Grecia, minuto 80: Maradona le dice: “Entrá y definime el partido”.

Y “El Loco” pisó una cancha mundialista por primera vez en su historia,mientras en la tribuna su hermano lloraba de emoción junto a la madre de ambos.

Se para cerca del área grande. Quiere la pelota, la pide, la corre, mientras Lionel Messi remata al arco en busca del gol que merece. El disparo es rechazado por el arquero griego y…sí, lo busca a él, y lo encuentra: sin pensarlo, remata de derecha, su pierna de palo y el destino es inexorable. Gol.

Señores: el fútbol tiene un héroe y es Martín Palermo.

Anuncios

2 pensamientos en “Palermo: El hombre optimista del gol”

  1. Aguante martin es lo maximo, simpre lo fue y siempre dio esos momentos inexplicables para los hinchas, soy hincha de boca, y siempre nos dio esos momentos de alegria al pueblo de boca y ahora a todo un pais, gallina te queres matar!!! xd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s