Evo Morales se calentó, pegó una patada y se lesionó

Que es fanático del fútbol no es nada nuevo. Que cada tanto -cuando sus obligaciones se lo permiten- se prende a un picadito, tampoco. Pero que se saque así y le pegue una patada a un rival después de calentarse por una jugada, sí es llamativo.

Eso le pasó a Evo Morales, el presidente de Bolivia. Y encima se lesionó.

La seguridad del presidente boliviano casi se lleva preso al agredido, pero el alcalde de La Paz, rival político de Morales, lo impidió.
El presidente Evo Morales le propinó un golpe descalificador a un jugador durante un partido de fútbol disputado el domingo con un equipo capitaneado por su rival político, el alcalde de La Paz Luis Revilla, pero no fue expulsado como ocurrió con su agresor.

Después de recibir un “planchazo” en el pie derecho cuando un jugador trataba de quitarle la pelota, Morales reaccionó y sin balón de por medio propinó un rodillazo debajo del abdomen al agresor. Este cayó al suelo, según las imágenes de televisión.

Después del partido, agentes de la seguridad de Morales que vestían de civil intentaron detener a Daniel Gustavo Cartagena pero el alcalde Luis Revilla intercedió por el jugador. “Si quieren detenerlo tendrán que llevarme a mí también”, dijo Revilla, que también jugó en el partido.

“He jugado miles de veces, nunca me paso esto, no sé qué falta habré podido cometer para que me quieran llevar preso. No sé por qué me expulsaron”, dijo Cartagena. “En ningún momento hubo mala intención, nunca quise agredir al presidente”, comentó más tarde.

El partido amistoso entre el equipo de Morales y el conjunto del alcalde paceño fue muy disputado, acabó 4-4 y con cuatro expulsados, dos por bando. Testigos dijeron que el partido comenzó rudo desde el inicio y que la seguridad de Morales pedía moderación desde las tribunas al equipo del alcalde.

El juego fue parte de la inauguración de una cancha de césped sintético, obra financiada por el gobierno central y el municipio en un barrio de La Paz.

El día después, todavía dolorido, Evo volvió al médico. ¿El diagnóstico? De tres a cuatro días de reposo.

Un comunicado del Palacio de Gobierno detalla que el mandatario sufre una “laceración de piel a nivel de la cara anterointerna de la pierna derecha”, “dolor a nivel del gemelo interno en su tercio inferior”, “limitación funcional en la marcha” y un hematoma en el gemelo interno de la pierna derecha. Todo por una calentura…

El doctor Roberto Baldellón, que trató al presidente tras el “impacto violento”, según describió, le recomendó al mandatario hacer reposo de tres a cuatro días, así como un tratamiento de “crioterapia” en la zona afectada durante dos días, fisioterapia de carácter analgésica y la aplicación de un vendaje nocturno.

Asimismo, se le recetó antiinflamatorios, analgésicos y relajantes por vía tópica y oral para calmar el dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s