En el nombre de la Virgen de Guadalupe: El defensor de Colon “Chino” Garce dijo que sin querer destruyo la imagen!

Cuarenta y siete días pasaron. Comunicados varios, contradicciones múltiples, muchas versiones y presentaciones judiciales. Todos elementos para que se determine dónde estaba la imagen de la virgen de Guadalupe que fue retirada del estadio de Colón el 7 de septiembre pasado.

Finalmente, el viernes, después de este prolongado misterio que mantuvo en velo a buena parte de la sociedad santafesina, el jugador de Colón, Ariel Garcé, presentó de manera espontánea un escrito ante la justicia en donde admite su responsabilidad por la desaparición de la virgen.

En el escrito, Garcé reconoce que la imagen se le cayó de la camioneta mientras la llevaba a lo de un restaurador . “Al ver la imagen rota me asusté, me desesperé, no supe qué hacer, pensé que los compañeros se iban a enojar conmigo, empecé a insultar, a llorar, y terminé arrojando los restos” , explicó en uno de los puntos más salientes.

El período de incertidumbre desde el día del retiro de la imagen hasta esta presentación generó polémica, enemistó credos y creó antagonismos entre los mismos hinchas. La versión más difundida sobre la desaparición era una que aseguraba que los jugadores de Colón habían destruido la imagen porque la consideraban “mufa”.

En la presentación Garcé admitió que, en un primer momento, la imagen se retiró porque “se la veía deteriorada y eso la afeaba”.

En el mismo escrito, el defensor afirma que las autoridades eclesiásticas estaban al tanto de esta versión y que le dijeron que se “quedara en paz”, en una de las tantas reuniones que se mantuvieron en la sede del episcopado.

La Iglesia, a través del Arzobispo José María Arancedo, celebró una misa de desagravio a la virgen de Guadalupe, patrona de Santa Fe, el domingo pasado. En su homilía, el sacerdote expresó que, ante su desaparición, “no dudamos que ella, como Madre de todos, sabrá perdonar el error de quienes lo hayan cometido o permitido” .

La trascendencia del caso hizo que quien pergeñó la estatua, el escultor Saúl Miller, dijera en un medio local que “estaba restaurando la imagen”, pero una vez citado por la Justicia confesó que estaba construyendo una nueva, lo que desató una reacción en todos los ámbitos involucrados.

Por su parte, Garcé manifestó en su presentación que “si el juez determina que hay en mis acciones algún delito, cíteme a indagatoria”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s