Archivo de la categoría: Por lo menos asi lo veo yo!

La plata a donde esta?: El fútbol argentino está entre los que más dinero movieron en transferencias

Por lo menos, asi lo veo yo!
Con la imponente cifra de 5.000 millones de euros circula en las principales 20 ligas de fútbol del mundo, la inglesa encabeza el ranking de campeonatos con mayor dinero en circulación luego de comprar por 700,4 millones de euros y vender por 343,7 sumando un global de 1.044 millones de euros según un informe publicado por un sitio web portugués.

Lejos se ubica la Serie A italiana, que entre ingresos y egresos totalizó 780,5 millones de euros mientras que tercera quedó España, con un movimiento acumulado de 609,4 millones de euros.

Cabe destacar que en el mercado argentino existe un desequilibrio importante entre compras y ventas en la última temporada ya que es uno de los principales exportadores de jugadores al resto del mundo.

Inglaterra, en cambio, es el mayor importador y hasta se da el lujo de instalar entre las 20 ligas más poderosas a su torneo de segunda división, que aparece duodécima en el ranking.

Del movimiento global en el fútbol por transferencias, el 53% fue utilizado para adquisiciones, mientras que el 47% se usó para ventas según informa el diario El Cronista.

En el reciente receso invernal, la liga inglesa fue la que hizo explotar el mercado, gastando en refuerzos 270 millones de euros mientras que en la Argentina apenas se incorporó por 9.6 millones de euros, donde sobresalen los 2,5 millones que invirtió Boca por traer a Leandro Somoza y Walter Erviti.

Anuncios

El fútbol es un gran negocio!

Junto con la pelota que empezó a rodar nuevamente en el Torneo Apertura 2010, se moviliza una gran bola de dinero que moverá el millonario engranaje de goles y gambetas cada domingo y que les significa a los clubes un gasto que va desde los $ 60 millones por campeonato que gasta un “grande” hasta los 6,6 millones que desembolsa una institución de las más modestas.

La porción más abultada se destina a los sueldos, premios y primas de los jugadores, que en un club como Boca Juniors, con 30 profesionales, insume $ 69 millones por temporada, es decir, 34,5 millones por torneo, según el presupuesto financiero 2010/2011 de la entidad xeneize. Un plantel como el de Lanús, en tanto, demanda seis millones por mes, siendo su jugador mejor pago Sebastián Blanco, que cobra 158.000 mensuales.

La seguridad se lleva otra buena parte del gasto y significa $ 20 millones para todos los partidos del Apertura. La Asociación del Fútbol Argentino (AFA) prometió hacerse cargo, pero por ahora no los entregó. Según un ex dirigente de un club bonaerense caracterizado por su buena gestión, un operativo de “alto riesgo” para un partido involucra a 800 efectivos y cuesta $ 50.000.

El solo abrir el estadio es un “detalle” que requiere entre 50 y 150 empleados, según la magnitud del club, para funcionar correctamente. Se trata de boleteros y demás operarios, agremiados a la Unión Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) en la categoría “rama de reunión”. Según averiguó LA NACION en la página web del gremio, este personal cobra entre $ 120 y 150 por partido.

Roberto Digón, ex dirigente boquense durante la época dorada de Carlos Bianchi, señaló que sólo abrir las puertas de la Bombonera para todos los partidos del año le significa a Boca $ 16 millones anuales; unos siete millones para el Apertura (ya que otra parte corresponde a partidos del Clausura y a encuentros por otros torneos y amistosos). “Después, tenés los gastos de traslado, comidas y hotel, que también te suman y, en el caso de Boca, llegan a los 15 millones de pesos por año”, explica Digón.

En cuanto a River Plate, que no brinda números de su presupuesto de fútbol, sólo se puede analizar lo que surge de lo destinado para el torneo anterior, en el que se destinaban $ 41,5 millones en salarios. Además, la planilla de gastos aprobada por la comisión directiva anterior a la llegada de Daniel Passarella establecía $ 929.000 en gastos anuales de hospedajes; 315.000, en comidas y refrigerios, y 457.000, en consultas médicas y medicamentos. La gestión de “el Káiser” depuró el plantel y lo redujo de 60 a 30 jugadores.

Muchos viven del negocio del fútbol, pero no todos se llevan la misma tajada. Por el lado de los jugadores, hay distintos sueldos, según se trate de Primera, Nacional B o Primera B. Pero basta con la máxima división para advertir las asimetrías. Si finalmente Juan Román Riquelme firma su controvertido contrato con Boca, cobrará por mes (sin contar premios) $ 496.550, mientras que el salario mínimo que establece el estatuto de la AFA para un juvenil de primer contrato es de $ 4320.

En Nacional B, los mejores ingresos son para aquellos que han pasado por la A, como fue el caso de Javier “Satanás” Páez, que recibe de Atlético Tucumán $ 60.000 por mes (el sueldo mínimo para esta división es de 3125). En Primera B, Lucas Pusineri arregló con Platense el pago de 20.000 mensuales (el sueldo mínimo en esta categoría es de 2500).

Por el lado de los ingresos, el mayor aporte es la venta de jugadores. Pero más allá de eso, el dinero de la TV hace lo suyo. De acuerdo con el último reparto aprobado por la AFA, Boca y River recibirán $ 30,6 millones cada uno; Racing, Independiente, San Lorenzo y Vélez, $ 23,1 millones cada uno, y los restantes 14 equipos de Primera, 16,8 millones cada uno (ver infografía).

Según el último estudio de la consultora Deloitte sobre el fútbol de América latina, elaborado en 2007, el 34% de lo que ingresa en los clubes argentinos se debe a transferencias de jugadores; el 19%, a derechos de televisación; el 5%, a la venta de entradas; el 11%, a las cuotas sociales y el 30%, a otros orígenes (incluye sponsors ).

Los dirigentes son reacios a dar los montos de los contratos por patrocinio, pero se sabe que LG le paga a Boca Juniors US$ 2,2 millones por la temporada, Petrobras le entrega a River dos millones, Banco Hipotecario le da a Racing un millón y Walmart aporta 705.290 a San Lorenzo. Independiente y Vélez no dan cifras.

COSAS DE PITO

Jueces UltraViolentos!

Ahora la pelota está en la Asociación del Fútbol Argentino. Los jueces de línea Daniel Rebuscini y Gastón Fernández Landa, y el árbitro Antonio Amato, involucrados en el escándalo del sábado pasado en el partido Lamadrid vs. Luján, cuando los jueces asistentes se tomaron a golpes de puño, declararon ayer en Ezeiza ante las autoridades arbitrales.

Y, según fuentes conocedoras del movimiento de los referís en nuestro ámbito, si bien la decisión pasa por la AFA, que es la empleadora, es muy probable que se aplique una sanción ejemplarizadora a la terna arbitral, e incluso se podría llegar a dar de baja a los tres jueces. El árbitro Amato y los asistentes Rebuscini (que pertenece a la Asociación Argentina de Arbitros) y Fernández Landa (del Sindicato Argentinos de Arbitros) llegaron al predio de Ezeiza cerca de las 13. Declararon en forma individual ante el equipo que encabeza Miguel Scime, el encargado de la Dirección de Formación Arbitral.

Casi cinco horas después terminaba un lunes distinto, atípico para un cuerpo de trabajo acostumbrado a evaluar actuaciones deportivas de los referís y no conductas personales. “Vinieron a declarar los tres árbitros, primero en forma verbal, luego todo asentado por escrito. Analizamos lo que nos informaron. Elevaremos a la AFA nuestro informe y desde ahí es donde se tiene que tomar la medida definitiva”, le explicó Miguel Scime a LA NACION.

El problema se generó en el entretiempo, cuando Rebuscini agredió a Fernández Landa en el citado partido, y este último dejó la cancha para ser asistido en el hospital Zubizarreta, motivo por el cual se completó el juego con un solo línea. Se supo que el entredicho se habría generado por una discusión trivial que no tenía ninguna relación con el partido ni con el hecho de que ambos asistentes formen parte de diferentes gremios. “Ni se conocían, ni se entrenan juntos ni nada. Se pelearon por una cuestión de chicos”, informó una fuente con acceso a las declaraciones de los protagonistas del escándalo. Scime, por su parte, explicó que en el informe que se elevará a la AFA aparecerán los tres referís. “La resolución será para los tres árbitros, porque el árbitro principal es el jefe del grupo. Debe saber imponer respeto a la terna arbitral y de ninguna manera puede permitir lo que ocurrió”.

Este insólito incidente trajo derivaciones en todo el ambiente arbitral. Alejandro Toia, el titular de la titular de la Asociación de Argentina de Arbitros, dejó frases como ésta: “Hay que tomar medidas en la formación de árbitros. Hoy se da mucho la tendencia de que, en cada cambio en la escuela, empiezan a decir eso de que ?a tal árbitro lo saqué yo´, como puede hacer un DT con un jugador”. Después, Toia fue más allá en su pensamiento y en la raíz del problema. “En lo que hay que trabajar es en la matriz del árbitro que queremos. Los entes que trabajan con los árbitros no lo hacen en conjunto, esto no depende de nosotros porque somos un gremio”, adujo el dirigente arbitral. La insólita pelea entre los árbitros dejará secuelas. “No queremos que sea un mal ejemplo”, se dijo. Amato, Rebuscini y Fernández Landa esperan ahora la palabra de la AFA. Y puede ser una palabra muy dura.

Laverni rectificó su error y la roja es para Barroso. Por error, el árbitro de Boca vs. Chacarita, Saúl Laverni, expulsó a Ezequiel Muñoz cuando la roja era para Julio Barroso. En su informe del partido presentado de ayer, el error quedó rectificado.

Vivas y Zubeldía, al borde del precipicio

Nota: Editorial

Quince días de disputa del torneo son capaces de barrer con meses de preparación: ese segmento es el que bastó para reservarles un lugar en la silla eléctrica de los técnicos a Claudio Vivas y Luis Zubeldía.

Los entrenadores de Racing y Lanús viven su peor momento en la Primera División: el primero con tres derrotas en serie en un campeonato donde cada punto es vital para escaparle nada menos que al descenso, y el segundo soporta como cabeza de grupo otras tres caídas consecutivas en el torneo, con 13 goles en contra, más un debut poco auspicioso en la Copa Libertadores (cayó en su cancha con Libertad de Paraguay).

Claudio Vivas
El 3 de noviembre de 2009, el ex ayudante de campo de Marcelo Bielsa asumía su segundo reto como técnico de un equipo de Primera en la Argentina tras un debut infructuoso en Argentinos Juniors.

A partir de esa fecha, el técnico perdió siete partidos y ganó cuatro, con el aliciente de que seis de esos partidos corresponden al Apertura 09, cuando el técnico debió arreglarse con un plantel “heredado”.

En el Clausura 2010, en tanto, el club accedió a sus pedidos: logró las contrataciones de Claudio Bieler, Gabriel Hauche y Roberto Ayala, figuras codiciadas por los más prestigiosos. ¿El resultado? Un triunfo en  el debut y tres derrotas en serie.

Lo que más preocupa a dirigentes, jugadores e hinchas -que ayer insultaron al técnico por primera vez en la derrota ante Gimnasia-, comienzan a descreer del proyecto futbolístico de Vivas, al menos a la hora de aplicar sus conocimientos -de los que nadie duda- en el desarrollo del equipo.

Un esquema que no convence, que comenzó con cuatro hombres de fondo para luego jugar con tres, y una preocupante falta de variantes en lo que va del torneo (incluida la goleada a Central en la primera fecha), hacen del trabajo de Claudio Vivas un suplicio. Su continuidad es una incógnita que se develará tan rápido como el tiempo que transcurre de un partido al otro.

Luis Zubeldía.
En febrero de 2009 se transformaba en el técnico más joven en la historia del fútbol argentino de Primera División, papel que asumió luego de una experiencia exitosa como ayudante de campo de Ramón Cabrero.

El novato entrenador contaba con el total respaldo de las autoridades del club “Granate” y él les devolvió la gratitud con buenas campañas en ambos torneos de ese año.

Luego, con las ventas de Diego Valeri, José Sand y Eduardo Salvio, el equipo comenzó una decadencia alarmante, pese a que el club sigue siendo un ejemplo para las demás instituciones del fútbol argentino.

El Clausura 2010 oprime al equipo y el margen de error es demasiado chico para un técnico que suma tres caídas consecutivas, con una caída estrepitosa por 6-3 y el clásico ante Banfield recientemenre perdido dentro de ese marco, que esbozan la realidad que asoma. 

El entrenador es de aquellos que “mueren con la suya”, tanto que rozan con lo caprichoso. En ese sentido, no se explica el respaldo en el arco al chico Agustín Marchesin cuando al club hizo un gran esfuerzo por contar con el ex Boca Mauricio Caranta que perdió el puesto por lesión.

A los traspiés en el torneo local se le sumó una dura caída en su cancha en el debut en la Copa Libertadores (0-2), que generó el reproche de los hinchas, el termóetro que marca el momento de un club.

Por ahora, Vivas y Zubeldía cuentan con el apoyo de clubes con dirigencias que creen en el respeto a los contratos. Pero en el fútbol mandan los resultados y éstos no acompañan a ninguno de los dos.

Los grandes tuvieron un dispar arranque en el torneo Clausura

Cuando las luces Apertura 2009 aún no se apagaban debieron encenderse para el Clausura 2010, cuya primera fecha mostró a un River que continúa con su tedioso derrotero, un Boca que parecía que iba a ganar pero que no pudo, un Estudiantes que fue nuevamente el gran equipo del año pasado, un descolorido Independiente y un Racing que obtuvo una goleada contundente pero con dudas…a lo Racing.

Godoy Cruz 1 – Gimnasia de La Plata 0
La fecha comenzó el viernes, allá por las 19, cuando Godoy Cruz venció a Gimnasia de la Plata 1-0, y despertó la pesadilla del “Lobo”, que vio cómo esa pelota que se escurría entre las manos del arquero Gasstón Sessa tras un controlable remate de Federico Higuaín, lo mandó directamente al último puesto del descenso directo.

Estudiantes 3 – Arsenal 0
A ese estreno opaco del Torneo Clausura, Estudiantes le puso luces con el fútbol de Juan Sebastián Verón y los goles de Mauro Boselli, que hizo dos en el 3-0 sobre Arsenal, partido que se abrió con un tanto de Marcelo Carrusca.

La superioridad del “Pincha” se explicó en la capacidad de “La Brujita”, el juego claro de José Sosa, una defensa sólida y la presencia letal de Boselli, implacable como siempre. Arsenal tuvo su oportunidad en los primero minutos; perdonó y Estudiantes hizo el resto.

Tigre 0 – Chacarita 2
Caruso Lombardi había anticipado en la previa de la fecha, que con semejantes temperaturas se exponía a los jugadores al límite de la muerte. El calor le jugó una mala pasada cuando decidió aplacarse hacia el sábado, para la presentación de su Tigre en el clásico ante Chacarita.

No hubo excusas en la derrota del “Matador”, contundente por cierto, ante un equipo “Funebrero” que sabe que nada le sobra, y que encontró en dos cabezazos de su jugador emblema, Mariano Echeverría, un 2-0 motivador ante una temporada en la que está obligado a sumar puntos para evitar el descenso.

Tigre no detiene su notable caída, ni con el calor del verano, ni con el palabrerío de Caruso, ni con nada…

Vélez 1 – Colón 1
Vélez tenía en su partido al protagonista de la novela de cada verano: Santiago Silva. El goleador del Banfield campeón volvía al “Fortín” para pelear un lugar, según decía el técnico Ricardo Gareca, y lo ganó, porque fue titular ante Colón.

El comienzo no podía ser mejor: metió el gol que abrió el partido, pero luego se mancó en un penal que pareció sobrar, y el equipo lo pagó caro cuando Lucas Acosta acertó el resquicio que le quedó en una contra entre el arquero Montoya y el palo, para el 1-1 definitivo.

Racing 3 – Rosario Central 0
El sábado, sin embargo, guardaba su joya en Avellaneda. Hacia allí pareció inclinarse el mundo, cuando cerca de 40 mil personas fueron a alentar al equipo de Claudio Vivas, el que mejor se reforzó.

Luego de un recibimiento digno de video, la “Academia” la pasó mal en los primeros 15 minutos de un partido que Rosario Central no supo resolver en los últimos metros. Por eso Racing encontró vida en su jugador todoterreno: Pablo Lugüercio es el símbolo del equipo y, pese a las grandes incorporaciones, el “Payaso” fue quien desató la alegría.

Se fue en velocidad, se sacó de encima una marca en el área, buscó una posición cómoda y puso la pelota entre el palo y el arquero en el primer tanto de lo que luego fue goleada con un cabezazo de Matías Martínez y una definición al vacío de Claudio Bieler, tras una magnífica jugada de Gabriel Hauche.

Fue 3 a 0 para Racing, que no puede perder de vista las libertades que le dio al rival para atacar.

Atlético Tucumán 1 – San Lorenzo 0
San Lorenzo cerró la jornada del sábado con un triunfo en Tucumán, ante Atlético por 1 a 0, que fue posible por la eficacia de Fabián Bordagaray en el área. El juvenil encontró una pelota bollando y eso fue todo en un partido chato, de esos en los que las excusa es la cercana y exigente temporada.

“El Decano” está complicado. Y si no suma en su casa…

Y llegó el domingo, que se guardó el debut de River, Independiente y Boca.

River 0 – Banfield 1
Los de Astrada venían dulces tras un verano benévolo en el que habían despedido a Alfio Basile y a Carlos Bianchi tras vencer a Boca en lo que fueron sólo eso: partidos de verano.

Lo dejó en claro Banfield, que aplicó la misma receta con la que se convirtió en campeón en el torneo pasado. Aguantar con defensa en el primer tiempo, y atacar con rapidez en el segundo. Sebastián Fernández encarnó la regla, y en la tercera que tuvo venció la resistencia local.

En la primera de las tres seguidas que protagonizó, estrelló la pelota en un palo; en la segunda confirmaba que el arquero Mario Vega era la figura del partido, pero en la tercera aprovechó el letargo de la defensa de River y definió cruzado para el 1-0 que devolvió a los  “millonarios” a su realidad, esa en la que deberá pelear más por engrosar su promedio, que por el título del torneo. El campeón, en cambio, sigue firme.

Lanús 3 – Huracán 2
Más tarde, en el Sur bonaerense, se jugó el partido de la fecha: Huracán vencía 2-0 a Lanús antes de los 25 minutos del primer tiempo, y lo terminó perdiendo 3-2 en el minuto 43 del complemento.

Todo empezó cuando al arquero Agustín Marchesín se le escapó de las manos un tiro que parecía haber controlado de Patricio Toranzo, pero no. Fue el primero del “Globo” que minutos después cantó el segundo por intermedio de Gastón Machín, uno de los tres refuerzos del conjunto de Héctor Rivoira.

Y Huracán cambiaba la imagen del torneo pasado: jugaba bien, creaba y convertía situaciones. Pero en el segundo tiempo sólo durmió, y Lanús, que nunca tiene grandes marquesinas pero siempre está en la tapa, descontó por intermedio de su único refuerzo, Gonzalo Castillejos, lo empató con un penal de Maxi Velázquez y lo ganó. Sí, lo ganó con el segundo del ex Central para demostrar que nunca está muerto quien pelea y que, claro, los partidos duran dos tiempos.

Newell’s 0 – Independiente 0
A la misma que el “Grana” jugó Independiente. Que quiere ser campeón quedó en claro en la voz de su técnico, Américo Gallego, durante todo el receso, pero fue a Rosario y empató 0 a 0 con Newell’s en un choque donde las intenciones, como siempre, no suman de a tres. Para ser campeón, debe saber el “Tolo”, hay que ganar. En Avellaneda, sí, pero también los campos visitantes. El primero le restó dos puntos.
 
Argentinos 2 – Boca 2
En el estadio Diego Maradona de La Paternal, con goles de Palermo y Riquelme, “los xeneizes” igualaron en ds tantos con “el Bicho”, que marcó a través de Muñoz en contra y Sosa en la última jugada del partido, en el encuentro que cerró la primera fecha del Torneo Clausura.
 
De esta forma, el equipo de La Ribera no levanta cabeza, después de haberse quedado en el verano sin DT, sin manager y de haber perdido los dos superclásicos.

Un clásico de urgencias

Por los menos asi lo veo yo!

Boca, con una crisis dirigencial instalada y con el cuestionamiento a su entrenador Alfio Basile; y River, que consiguió sólo derrotas en los amistosos que jugó en el verano , se enfrentarán por primera vez en el año en la Copa Desafío de Mar del Plata, en busca de un poco de aire que tranquilice sus opacos presentes y la sequía de títulos que tuvieron en 2009.

El encuentro comenzará a las 22:10, en un colmado Estadio José María Minella, lo dirigirá el cordobés Héctor Baldassi y será televisado en directo por Fox Sports. Ambos tendrán la Revancha cuatro días más tarde, cuando se enfrenten en el Malvinas Argentinas de Mendoza, a sólo una semana de sus debuts en el Torneo Clausura. Tanto Boca como River no comenzaron el año como lo habían planificado, ya que tuvieron más errores que aciertos en sus líneas y cosecharon malos resultados.

En especial el equipo de Leonardo Astrada, que perdió los dos encuentros amistosos que jugó en Salta, ante Racing e Independiente. Lo de Boca sobrepasa lo futbolístico, porque desde Tandil, lugar donde realiza la pretemporada, se instaló el rumor de que el entrenador Alfio Basile podría renunciar si su equipo no consigue un buen resultado en el Superclásico. Por lo pronto, puso a tiro de partido a Juan Román Riquelme, a quien el técnico considera fundamental, tras casi tres meses sin jugar por una larga fascitis plantal.

Además, las últimas y polémicas declaraciones de Mauricio Macri, sobre Riquelme y el manager Carlos Bianchi, han generado un clima tenso en la convivencia de jugadores y dirigentes que apoyan y critican al actual jefe de gobierno de la Capital Federal. En cuanto a las formaciones de los equipos, Basile moverá las piezas, luego de la dura derrota 4-1 con Estudiantes de La Plata, y tendrá como amuleto la vuelta a la titularidad de Riquelme, quien no juega por lesión desde octubre de 2009.

Los demás jugadores que ingresarán serán el arquero Roberto Abbondanzieri, el paraguayo Julio César Cáceres, Ezequiel Muñoz, Cristian Erbes, Cristian Giménez, Nicolás Gaitán y Martín Palermo. River también presentará variantes luego de caer contra los cuadros de Avellaneda con habituales suplentes: en la defensa debutará el uruguayo Juan Manuel Díaz, una de las incorporaciones para el Torneo Clausura. Gustavo Cabral presenta una inflamación en una rodilla y está en duda. Si no llega, en su lugar actuará Nicolás Sánchez. Marcelo Gallardo y el jujeño Ariel Ortega no podrán ser de la partida por lesiones.

Con este panorama, entonces, Boca y River jugarán en Mar del Plata un encuentro a estadio lleno, con hinchas que desean disfrutar del primer Superclásico de un año en el que a los dos grandes los buenos resultados los apremian.