Archivo de la categoría: San Lorenzo!

Ya nadie se acuerda de Migliore

imagesEste triunfo se lo dedicamos a Migliore. El Loco vino ayer (por el viernes pasado) a almorzar con nosotros, nos dio todo su apoyo y por eso esto es para él.” Así fue la declaración de principios de Julio Buffarini, luego del clásico triunfo. El volante expuso el respaldo de sus compañeros al arquero, en libertad luego de pagar una fianza de 500.000 pesos y a un paso de rescindir el contrato con San Lorenzo, decisión política tomada por los dirigentes. Por un conflicto interno con la barra brava (la de San Lorenzo y la de Boca), por un lado, y por la presión de los principales sponsors; entre ellos, el Banco Ciudad.

El problema es de dónde sacar el dinero para darle salida, que alcanzaría 1.000.000 de dólares, aproximadamente, mientras se esperan pedidos de compra. Habrá mañana una reunión decisiva con su representante, para allanar el camino. Y empezar a buscar un arquero con otro perfil, como es el caso de Oscar Ustari, por ejemplo. Ayer, en el esperado cotejo contra Boca (club del que Migliore es hincha), todo el estadio le dio la espalda. Indiferencia absoluta. Además de su lógica ausencia, claro, a pesar de que horas atrás había advertido: “Si me lo pide mi hijo, voy a la cancha”.

Este tema y otros polémicos asuntos relacionados con el mundo del fútbol, sumados al poco tiempo que le dedicó a sus negocios, terminaron de inclinar la balanza del presidente Matías Lammens, que ya tomó la decisión de alejarse de San Lorenzo luego de diciembre. Agobiado, Lammens terminará el mandato (del que tiene un amplio respaldo societario) y no se presentará a la reelección, luego de completar un corto período. Con el joven dirigente, también se alejaría Marcelo Tinelli, hoy vicepresidente primero. El problema es a futuro: no hay una figura convocante que le dé punto final a la salida de la crisis que había comenzado este gobierno.

Confirmado: El turco Asad, el nuevo DT de San Lorenzo

Si bien todo fue muy rápido, desde Emelec, donde dirige actualmente Asad, ya le dieron vía libre al entrenador, que tiene muchas ganas de asumir en el Ciclón. “Está muy contento con nosotros, pero sé que extraña Argentina y, si quiere regresar y tomar otro rumbo, nosotros no vamos a poner ninguna traba”, afirmó Nassib Neme, presidente del club ecuatoriano, que además admitió: “Si su interés es ir a San Lorenzo, vamos a facilitarle las cosas porque lo apreciamos mucho y nos merece el mayor de los respetos”.

Volvio Guillermo Barros Schelotto y le aguó la fiesta a San Lorenzo

Mas picaro que nunca
Estaba todo preparado para la fiesta de San Lorenzo. El Nuevo Gasómetro se había vestido de gala, con hinchas repletos de optimismo, de esperanza. Las gigantografías de los máximos ídolos del club obligaban a inflar el pecho. A pensar en recobrar la gloria.

En la cancha, Néstor Ortigoza se vestía de titiritero. Juan Manuel Salgueiro era el delantero picante que supo ser durante su paso por Estudiantes. El peruano Carmona aportaba proyección y (algo) de marca. Y Pablo Velásquez demostraba que lo suyo no es sólo cabecear. La Butteler, incluso, se daba el gusto de encender luces de bengala e iluminar el Bajo Flores con los colores azulgranas. Todo estaba perfecto, salvo por un pequeño detalle: un tal Guillermo Barros Schelotto regresaba al fútbol argentino con más mañas que nunca. Y no parecía dispuesto a volverse a casa sin hacer alguna de sus jugadas típicas.

En el primer tiempo, el Mellizo habló más de lo que jugó. Entabló diálogos con el árbitro, Héctor Baldassi, y con Leandro Romagnoli. Charló por aquí, gritó por allá. Pidió siempre la pelota. E incluso se enojó cuando le cobraron alguna falta que, a su juicio, no era. Con su presencia, el show estaba garantizado. San Lorenzo sabía que no podía darle un milímetro, porque él, aun sin el vértigo de otra época, era capaz de arruinarle la noche con su lucidez.

El partido estaba en el ecuador del segundo tiempo. Gimnasia aún no había empatado y le costaba inquietar a Migliore. En eso, Matías Giménez disputa un balón… Justo con el Mellizo. Guillermo Barros Schelotto, vivo, se deja caer. Héctor Baldassi, el árbitro, arquea el cuerpo y señala el punto del penal. Los jugadores platenses festejan. En el centro del ramillete humano, el Mellizo. Gimnasia aún no había empatado, pero la picardía estaba de regreso en el fútbol argentino. Segundos más tarde, consumado el gol de Neira, ahí estaba el Mellizo. Dientes apretados. Puño cerrado. Festejo en soledad, con la mira en el banco de suplentes.

“Fue penal. Yo siento un contacto. Fue clarísimo”, se limitó a decir Guillermo en los vestuarios. “Baldassi me dijo en la cancha: ‘Vi que te tocaron en la cintura y por eso cobré. Estoy de frente'”. Minutos antes, el talismán de Gimnasia había pasado por el control antidoping, como para terminar de cerrar un regreso con todos los condimentos. Sólo le faltó anotar el gol, pero el delantero, cero egoísmos, prefirió cedérselo a Neira. ¿Los motivos? “Estábamos los dos designados. Pero como Juan está recuperando la confianza y es un jugador muy importante para nosotros, me pareció bien que lo pateara él”, confesó.

A esa hora, los cinco mil hinchas platenses regresaban a casa felices. Guillermo está de vuelta.

A 14 años de su último partido con Gimnasia
La última vez que Guillermo se había puesto la camiseta de Gimnasia había sido el 12 de agosto de 1997, ante Huracán. Su último gol se lo había anotado, casualmente, a San Lorenzo.

Agüero terminó el encuentro roto
Luego de un choque con Menseguez en el primer tiempo, Ariel Agüero debió ser atendido por los médicos. Regresó con un parche en la nariz y así concluyó el partido. En los vestuarios se confirmó que padeció la fractura en el tabique nasal.

Angel Cappa destacó la importancia del capitán
“Con buen o mal físico, Guillermo siempre es Guillermo para nosotros”, elogió Ángel Cappa. Y agregó: “Lo vi como siempre. Como es Guillermo. Desde que llegó, se sacrifica al máximo”.

El Lobo tuvo un penal tras 27 fechas
Cuando Héctor Baldassi señaló el punto del penal, los hinchas platenses sintieron una emoción lejana. Hacía 27 fechas que al equipo platense no le daban un penal. El último había sido ante Banfield, el 27 de marzo del año pasado. Ese día, Cristian Lucchetti le atajó el disparo al paraguayo Rubén Maldonado. Argentinos Juniors es ahora el equipo que lleva más tiempo sin penales: 22 fechas.

Trueque: Sale Rivero entra Gimenez.

El mediocampista Diego Rivero se convirtió esta noche en el primer refuerzo de Boca, club al que se sumará a préstamo por una temporada y mañana firmará su contrato con la institución de La Ribera.

“Estoy muy contento, me sorprende”, aseguró el jugador en declaraciones a radio Del Plata momentos despu‚s de conocerse su arribo al equipo que conduce Julio César Falcioni.

Según pudo saberse, Rivero llegar a Boca mientras que Matías Giménez pasará a San Lorenzo, en una negociación que no es habitual en el fútbol argentino.

El presidente del club de Boedo Carlos Abdo reveló en declaraciones con C5N: “Tenemos una palabra, llegamos a un acuerdo y estamos esperando a que se definan los papeles. Hicimos un trueque por un año con opción, cada uno se hace cargo de los gastos. Esperemos que Rivero esté contento”.